Auth header

¿Cómo ser más sostenible en casa?

Freshis

24 de noviembre de 2021

El cambio climático y el calentamiento global; la contaminación por plásticos y microplásticos en tierra, océanos y atmósfera; el uso excesivo de químicos fertilizantes y pesticidas en los cultivos... Los problemas medioambientales a los que nos enfrentamos en este siglo XXI son tan graves que hacen necesaria la búsqueda de alternativas para un mundo más sostenible.

Tus hábitos diarios son la clave de la sostenibilidad de tu modelo de vida. Y por ello, hoy queremos darte 8 ideas de sostenibilidad que puedes poner en práctica en tu casa para cuidar el planeta.

¿Cómo ser más sostenible? 8 ideas para practicar la sostenibilidad en casa

1. Compra solo lo que realmente necesites

Una de las máximas para un modo de vida más sostenible pasa por llevar unos hábitos de consumo responsables. Es decir, consumir solo lo que necesites realmente, evitando caer en el consumismo. De esta forma, eliminas la necesidad de producir nuevos bienes de consumo de forma innecesaria, con la generación de residuos y de contaminación que viene asociada a toda nueva producción. Seguir unos hábitos de consumo responsables en tus compras de ropa, alimentos y otros bienes y servicios no solo será más sostenible, sino que te permitirá dedicar tu tiempo y tu atención a cosas más importantes.

2. Prioriza los productos naturales, de producción local y sostenible

Comprar productos elaborados u obtenidos mediante procesos sostenibles, que empleen materias primas naturales y que sean de producción local ayuda a reducir la huella ecológica vinculada a tu consumo. No sólo contribuirás a reducir la contaminación de la tierra, las aguas o la atmósfera de forma directa, también estarás ayudando a reducir las emisiones de CO2 y gases de efecto invernadero que se generan en los procesos de distribución y logística de los bienes de consumo. Y por otro lado, también contribuirás a fortalecer el tejido económico y social de tu lugar de residencia.

En este sentido, en Freshis te llevamos tu compra de frutas y verduras frescas y naturales directamente de manos de agricultores locales de los alrededores de tu ciudad. Y lo hacemos optimizando nuestras rutas de reparto y usando exclusivamente vehículos eléctricos para reducir al mínimo la huella de CO2 y ruido de cada pedido.

012_Freshis_CajaMixGrande.jpg

3. Haz un uso inteligente de la energía en tu casa

El gasto energético genera contaminación en forma de CO2 y otros gases de efecto invernadero y contribuye a agravar el calentamiento global. Hacer una revisión de la eficiencia energética en tu hogar puede ser una forma fácil de contribuir a un modo de vida más sostenible. Usar iluminación LED o mejorar los cerramientos de puertas y ventanas para optimizar el uso de la calefacción o del aire acondicionado son algunas de las formas más fáciles en las que puedes mejorar tu consumo de energía en el hogar. También resulta interesante revisar tu contratación del suministro eléctrico, ya que en la actualidad hay compañías que te permiten optar por el consumo de electricidad producida mediante fuentes de generación renovables.

4. Utiliza recipientes y utensilios hechos de vidrio en lugar de plástico

El vidrio es un material presente de forma natural en el medio ambiente. Cuando se produce de forma artificial, el principal compuesto que sirve como materia prima del vidrio es la arena de sílice, uno de los materiales más abundantes del planeta. Así, el vidrio es uno de los pocos materiales que se pueden reciclar una y otra vez de manera prácticamente ilimitada. Y además, los objetos de vidrio; botellas, tarros, fiambreras y otros envases y utensilios; pueden ser reutilizados muchas veces antes de destinarse al reciclaje. Una alternativa mucho más sostenible que los objetos de plástico, cuya producción genera muchísima contaminación y que no son biodegradables una vez que se eliminan como residuos.

botes reutilizables.jpg

5. Di no a los plásticos de un solo uso

Los plásticos no sólo están presentes en gran parte de los objetos que usas en casa en tu día a día, sino también en forma de plásticos de un solo uso. Bien sea como objetos de usar o tirar o como envoltorios y embalajes de alimentos, ropa, electrodomésticos y todo tipo de productos. Así, la eliminación de este tipo de plásticos es uno de los principales puntos de la agenda de sostenibilidad de la Unión Europea para los próximos años y ya se está legislando para su eliminación. Como alternativa sostenible, puedes utilizar tus propias bolsas de tela reutilizables cuando hagas la compra. Para tus compras de frutas y verduras frescas, en Freshis te las llevamos a casa en menos de una hora directamente de la huerta. Y para hacerlo, utilizamos cajas de madera retornables que puedes devolvernos en tu próximo pedido para que podamos reutilizarlas una y otra vez. Otra forma más de seguir cuidando el medio ambiente con tus pequeñas acciones cotidianas.

6. Opta por usar productos ecológicos

Cada vez hay más alternativas ecológicas y sostenibles a los principales productos de consumo más habituales en el hogar. Productos de alimentación, ropa, cosmética y cuidado personal, muebles, productos de limpieza, juguetes... Si optas por adquirir las opciones ecológicas de todo este tipo de bienes te aseguras de que su producción se ha llevado a cabo conforme a criterios de sostenibilidad, optimizando el aprovechamiento de los recursos y minimizando la generación de residuos y de gasto energético. La industria de la ropa, por ejemplo, es una de las más contaminantes del mundo, por lo que si optas por comprar prendas ecológicas te aseguras de que éstas están hechas a base de fibras textiles naturales que provienen de cultivos sostenibles. También de que los tintes que se hayan podido emplear para darles color no resultan tóxicos para el medio ambiente ni para tu salud.

higiene ecologica.jpg

7. Haz un uso eficiente del agua en tu hogar

El desperdicio de un bien natural e indispensable para la vida tan preciado como el agua es otro de los grandes enemigos de la sostenibilidad. Usar electrodomésticos de alta eficiencia energética, programar los modos eco de la lavadora y del lavavajillas, o instalar filtros aireador en los grifos de la cocina y de los cuartos de baño, para obtener la misma presión empleando menos caudal, son pequeñas acciones que te permiten ahorrar agua de forma fácil y efectiva.

sostenibilidad en casa.jpg

8. Abraza la economía circular

Necesitar una cosa para usarla o poseerla son cosas diferentes. La economía circular propone soluciones para optimizar el uso de multitud de productos sin necesidad de tener que comprarlos y producirlos de cero. Compartir, alquilar, comprar de segunda mano, reparar, donar... Todas estas opciones de consumo resultan mucho más sostenibles y responsables que comprar los productos nuevos en una tienda. Además, resultan opciones de acceso a ciertos bienes, por lo general, mucho más económicas.