Auth header

Recetas con calabaza ricas, fáciles y saludables

Freshis

17 de noviembre de 2021

El otoño envuelve las calles de unos bonitos tonos anaranjados y la tierra nos ofrece verduras de temporada tan deliciosas como lo es la calabaza. Y es que este fruto se presta a multitud de preparaciones, desde recetas de calabaza dulces, saladas, más elaboradas o más sencillas y rápidas. Además, su cualidad antioxidante y protectora del sistema digestivo y cardiovascular convierten a esta verdura en un producto ideal que no puede faltar en tu cocina.

Si además, quieres contar en tu casa con las calabazas recién traídas del campo, puedes comprarlas directamente del agricultor en nuestra web. Un producto km 0, pues la traemos desde Viveros Monjarama, ubicados en San Sebastián de los Reyes.

Beneficiosa para el cuidado de la vista y del sistema inmunológico, en esta ocasión queremos proponerte algunas recetas de calabaza fáciles para que disfrutes al máximo de ellas durante este otoño.

recetas calabaza faciles.jpg

5 recetas de calabaza fáciles y muy nutritivas

Alimento del otoño por excelencia, la calabaza es una verdura que puede incorporarse a los platos para conferir suavidad y dulzor a la elaboración final. ¿Quieres descubrir qué tipo de recetas puedes llevar a cabo en casa sin demasiado esfuerzo? En Freshis te damos 5 ideas de recetas de calabaza muy ricas, que seguro te encantará probar.

1. Crema de calabaza, leche de coco y jengibre

Clásica, pero con algunos detalles innovadores: así es como definimos la primera receta de calabaza fácil que te proponemos, un entrante que puede convertirse en uno de tus favoritos.

Para la preparación de esta receta necesitarás contar en tu cocina con los siguientes ingredientes:

  • 700 gramos de calabaza
  • 3 patatas medianas
  • 1 lata de leche de coco
  • 1 trocito de jengibre fresco (del tamaño de dos dientes de ajo)
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • Agua
  • Sal y pimienta
  • Curry (opcional)

Elaboración:

Comienza picando en pequeños trocitos el ajo, la cebolla, las patatas, la calabaza y el jengibre. Una vez realizado este paso, coloca una sartén a fuego medio y sofríe el jengibre junto a la cebolla y al ajo. Cuando observes que la cebolla comienza a ponerse transparente, añade las patatas y la calabaza junto al resto de ingredientes, sazona con la sal y pimienta al gusto y deja cocer durante un par de minutos. Transcurrido este tiempo, vierte la leche de coco y el agua hasta cubrir por completo toda la verdura. Agrega el curry si quieres un resultado más aromatizado y deja cocinar durante 30 minutos. Cuando compruebes que la verdura está blanda, retira la olla del fuego, déjala enfriar y tritura todos los ingredientes hasta obtener una mezcla suave y homogénea.

recetas con calabaza.jpg

2. Risotto de calabaza

Sabroso, cremoso y dulce, este risotto de calabaza es único. Requerirá mayor dedicación que otras de nuestras propuestas, pero con paciencia, te aseguramos un resultado que no te dejará indiferente.

  • Para realizar esta receta serán necesarios:
  • 150 g de calabaza
  • 250 g de arroz para risotto
  • 60 g de mantequilla
  • 750 ml de caldo vegetal o de carne
  • 1 pastilla de caldo
  • 20 ml de vino blanco
  • ½ cebolla
  • Queso parmesano al gusto
  • Sal
  • Pimienta al gusto
  • Hojas de albahaca (opcional)

Elaboración:

Pon a hervir una olla con agua. Mientras esperas hasta que el agua rompa a hervir, pela la calabaza y pícala en trozos pequeños. Una vez el agua llegue a punto de ebullición, vierte los trocitos de calabaza con un poquito de sal y la pastilla de caldo espolvoreada. Tapa la olla y deja cocer a fuego alto durante al menos 20 minutos. Una vez cocida la calabaza, escurre y reserva.

Tras los primeros pasos, derrite 20 g de los 60 g de mantequilla en una sartén profunda, donde también quepan el resto de ingredientes. Cuando la mantequilla haya impregnado toda la sartén, incorpora la media cebolla cortada, y cuando adquiera un color dorado, añade la calabaza. Remueve durante 2 minutos e introduce el arroz. Mezcla los ingredientes para que el arroz adquiera el sabor de la mantequilla, la cebolla y la calabaza. Tras ello, vierte el vino blanco y deja que se evapore el alcohol.

Ahora añade el caldo de verduras o de carne y remueve para que el arroz suelte el almidón y adquiera la cremosidad propia del risotto. Pon sal y la pimienta según tu gusto y otros 20 g de mantequilla. Remueve hasta que el arroz haya absorbido todo el caldo. Cuando esto ocurra, vierte otros 250 ml de caldo. Repite el proceso anterior hasta haber incorporado toda la mantequilla y el caldo. Por último, esparce el queso parmesano y deja reposar antes de servir.

risotto calabaza.jpg

3. Macarrones gratinados con salsa de calabaza

Es una de las recetas de calabaza más deliciosas y llamativas, aptas para toda la familia. De hecho, a los más pequeños de la casa les encantará. Y es que, ¿qué te parece un plato de pasta con queso y salsa de calabaza? Esta propuesta combina la suavidad de esta verdura con la intensidad del queso.

Como ingredientes necesitarás:

  • 200 g de macarrones
  • 400 g de calabaza
  • 20 g de queso de cabra
  • 1 mozzarella fresca
  • 1 cebolla dulce
  • 1 diente de ajo
  • 60 ml de vino blanco
  • 5 ml de mostaza
  • 3 cucharadas de pan rallado
  • Tomillo al gusto
  • Pimienta y sal al gusto
  • Aceite de oliva

Elaboración:

Cuece la pasta procurando dejarla al dente (el horno hará el resto). Mientras se calienta el horno a 200ºC, escurre la pasta y reserva. Guarda un poquito de agua de la cocción para pasos posteriores. Pela y pocha a fuego medio la cebolla y el ajo durante unos minutos para luego añadir la calabaza pelada y cortada en daditos. Cubre estos ingredientes con el vino blanco y deja cocer hasta que se evapore el alcohol. A continuación, vierte el agua y lleva a ebullición para cocinar durante 20 minutos la calabaza, hasta que esté muy tierna. Tritura hasta obtener una crema y añade el agua de la pasta que has reservado si la crema está demasiado espesa. Agrega la mostaza, la sal y la pimienta, y el queso de cabra e incorpora los macarrones. Mezcla removiendo bien y ¡c’est fini!

Sencilla, ¿verdad?

pasta de calabaza.png

4. Quiche de calabaza y otras verduras

La quiche o tarta salada es una especie de pastel confeccionado con masa quebrada, verduras, huevo y nata que incorpora vitaminas, proteínas e hidratos de carbono a la dieta. Además de ser una receta de calabaza sencilla y completa, también está riquísima.

Para ella necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 400 g de calabaza
  • 150 g de calabacín
  • 1 lámina de masa quebrada
  • 2 huevos grandes
  • 300 ml de nata líquida
  • 2 cebollas rojas o moradas
  • 20 g de piñones
  • Mantequilla
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto

Elaboración:

Unta el molde con mantequilla y extiende la masa quebrada presionando suavemente para que esta se adhiera a los bordes y retira con un cuchillo lo que sobre de masa. A continuación, pincha con un tenedor la superficie de la masa con el objetivo de que no se hinche por un exceso de aire. Con esta misma finalidad, coloca un papel de hornear sobre la masa y unas legumbres. Lleva al horno unos 20 minutos a 200ºC, y una vez transcurrido este tiempo, retira las legumbres y el papel de hornear e introduce de nuevo la masa en el horno durante 10 o 15 minutos más para finalizar su cocción. Mientras la masa está en el horno, corta en trocitos pequeños la cebolla y rehoga con un poquito de aceite a fuego medio. Añade el calabacín y la calabaza picada cuando la cebolla lleve en el fuego alrededor de 10 minutos. Incorpora la sal y la pimienta mientras la verdura continúa sofriéndose. Retira del fuego y deja enfriar cuando la verdura esté cocinada. Por otra parte, bate los dos huevos e incorpora la nata, así como la sal y la pimienta.

Para montar la quiche, coloca el preparado de calabaza, calabacín y cebolla y añade los piñones. Por último, incorpora la mezcla de nata y huevo. Tras este paso, métela en el horno 30 minutos a 180ºC.

quiche de calabaza.jpg

5. Salteado de calabaza, garbanzos y espinacas

Entre las recetas de calabaza fáciles que te proponemos se encuentra este salteado, una preparación rápida y nutritiva. Para ella necesitarás:

  • 600 g de calabaza
  • 200 g de espinacas
  • 300 g de garbanzos cocidos
  • 60 g de almendras laminadas
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • 1 ramita de perejil (opcional)

Elaboración:

Para cortar la calabaza con menos dificultad, córtala por la mitad y llévala al horno durante 30 o 40 minutos. Una vez esté tierna, pélala y prepárala en daditos. Mientras tanto, hierve las espinacas con sal durante 1 minuto; escúrrelas y reserva. Por otra parte, tuesta durante 2 minutos las almendras en una sartén, a ser posible antiadherente. Saltea la calabaza 3 minutos, removiendo de vez en cuando, para luego incorporar los garbanzos y las espinacas. Continúa cocinando 2 minutos más e incorpora las almendras.

Por último, lava las hojas de perejil, sécalas y tritúralas con un poquito de aceite. Aliña el plato con la mezcla que acabas de preparar ¡y a disfrutar!

recetas faciles calabaza.jpg

La calabaza es un alimento mucho más versátil de lo que en algún momento pudiéramos creer. Además de digestiva, su dulzor es irresistible para los pequeños de la casa. Por este motivo hemos compartido contigo algunas de las recetas de calabaza más sabrosas para introducir esta verdura en tu cocina. Y si, además, buscas un producto de calidad que haga de tus platos una preparación aún más exquisita, en Freshis puedes hacerte con las calabazas más ricas de la huerta, directamente del agricultor y cultivadas en la vega del Río Jarama. ¿Lo compruebas y luego nos lo cuentas?