Queso Curado

    Comprar quesos curados directamente del producto

    Comprar queso curado directamente del productor

    En Freshis puedes comprar queso curado directamente del agricultor. Para que podamos considerar un queso como curado, se deben respetar una serie de características. El queso curado se deja madurar por un periodo de entre tres y seis meses aproximadamente. El tiempo de curación dependerá tanto del tamaño de la pieza como de la variedad de queso. Por lo general, los quesos curados se pueden elaborar a partir de leche de vaca, cabra, oveja o de una mezcla de estas leches. Para elaborarlos, la leche pasa por distintos procesos. Tras el ordeño, la leche se almacena en tanques refrigerados para garantizar su salubridad. La leche que se emplea para la elaboración de quesos curados puede ser cruda o pasteurizada. En el caso del queso curado, la leche se introduce en cubas de elaboración en las que se realiza el proceso de cuajado. Posteriormente, se separa el suero del queso para llenar los distintos moldes en los que el queso adquiere su forma. Un paso fundamental tras desmoldar el queso es el salado. La salmuera en la que se introduce es fundamental, ya que, gracias a este proceso, el queso adquiere su corteza protectora y además se le da el punto de sal adecuado a cada tipo de queso. Queda solo el proceso de maduración en cámaras específicas donde cada queso pasa por una serie de cuidados y coberturas para conseguir las mejores calidades. Los maestros queseros se afanan, gracias a su conocimiento de la materia prima, en otorgar a cada variedad las características organolépticas deseadas. En Freshis.com puedes comprar queso curado online y recibirlo el mismo día.

    También te podría interesar comprar queso fresco y recibirlo el mismo día.

    Variedades de queso curado

    Hoy en día podemos encontrar en el mercado muchísimos quesos curados diferentes y su clasificación se puede empezar, por ejemplo, por el origen de la leche que se emplea en cada uno de ellos. Existen quesos Curados de oveja, de cabra, de vaca y los quesos curados elaborados con a base de mezclas, que son el resultado de una perfecta combinación de leche de oveja y vaca. Además, podemos encontrar quesos mezclados con distintos sabores que acentúan la experiencia de cata. En Freshis, puedes encontrar las siguientes variedades de quesos: Queso Curado elaborado con leche de oveja cruda. Queso Curado Reserva elaborado con leche de oveja cruda y una mayor curación. Queso Curado con Trufa elaborado con leche de oveja cruda y trufa negra. Queso Curado con Boletus elaborado con leche de oveja cruda y boletus edulis. Queso Curado con Ajo Negro elaborado con leche de oveja cruda y ajo negro. Queso Curado con Perretxiko elaborado con leche de oveja cruda y perretxiko. Queso de Cabra elaborado con leche de cabra cruda. Queso Curado sin Lactosa elaborado con leche de oveja cruda sin lactosa.

    Cuál es el proceso de elaboración del queso curado?

    Por lo general, los quesos curados se pueden elaborar a partir de leche de vaca, cabra, oveja o de una mezcla de estas leches. Para elaborarlos, la leche pasa por distintos procesos. Tras el ordeño, la leche se almacena en tanques refrigerados para garantizar su salubridad. La leche que se emplea para la elaboración de quesos curados puede ser cruda o pasteurizada. En el caso del queso curado, la leche se introduce en cubas de elaboración en las que se realiza el proceso de cuajado. Posteriormente, se separa el suero del queso para llenar los distintos moldes en los que el queso adquiere su forma. Un paso fundamental tras desmoldar el queso es el salado. La salmuera en la que se introduce es fundamental, ya que, gracias a este proceso, el queso adquiere su corteza protectora y además se le da el punto de sal adecuado a cada tipo de queso. Queda solo el proceso de maduración en cámaras específicas donde cada queso pasa por una serie de cuidados y coberturas para conseguir las mejores calidades.

    Propiedades/ beneficios del queso curado

    Si te preguntas qué propiedades tiene el queso curado, la respuesta es muchas y saludables. Al pasar varios meses curando, este tipo de quesos contienen menos agua y suero. Son ricos, por tanto, en grasas y proteínas y otros micronutrientes. Su aporte en calcio y potasio es muy interesante y es una forma deliciosa de aportar estos nutrientes en la dieta. Además, los quesos curados son los que menor contenido en lactosa tienen. El queso es un alimento presente en la dieta tradicional y mediterránea gracias a sus beneficios y calidad nutricional. Previenen enfermedades óseas: gracias al aporte de calcio y otros minerales, el queso ayuda a prevenir patologías como la osteoporosis. También es beneficioso para la salud dental. Aliado contra la anemia: muchas personas sufren anemia a lo largo de su vida. El queso es un alimento que, por su alto contenido en minerales, ayuda a combatirla. Es una buena fuente de zinc, hierro, calcio y fósforo. Ayuda al funcionamiento del metabolismo: gracias a su contenido en vitaminas del grupo B y otras como la vitamina A, D y E, interviene en la regulación del metabolismo. Además, el queso curado es rico en ácidos grasos omega y en ácido linoléico. En Freshis puedes comprar queso curado directamente del agricultor.

    Calorías del queso curado

    Los quesos curados son aquellos que se estacionan por entre tres y siete meses, razón por la cual son los que menor proporción de agua y suero de leche concentran. Por esta misma razón son también los que más grasas y proteínas poseen, así como los que mayor proporción de sodio, calcio, potasio y otros nutrientes presentan. También son los más calóricos, duros y de acentuado sabor. Son los que tienen mayor vida útil, ya que su contenido de agua es muy reducido y ello evita que se deteriore con facilidad. El aporte calórico del queso curado oscila entorno a las 400-500 kcal por cada 100 gramos de este producto. En Freshis.com puedes comprar queso curado directamente del productor.

    Cocinar con queso curado/ Recetas de queso curado

    El queso curado está elaborado con leche de oveja, de cabra o de vaca y es famoso por su calidad, textura y sabor, sobre todo si se ha fabricado de forma artesanal como es el caso de todos los quesos que ponemos a tu disposición en Freshis. El queso se puede comer solo, acompañado en incluso en las siguientes recetas: Crema de queso; Croquetas de queso; Queso frito; Tarta de queso al horno; Bombones de queso; Buñuelos de queso; Rissoto de verduras con queso; Flan de queso; Tapas de queso. Puedes comprar productos de temporada para la elaboración de esta recetas en Freshis.com.